Loading

C/ Granada, 10, 03440 Ibi, Alicante

965 55 42 10

info@garbena.com

A

Pide tu cita 965 55 42 10
C/ Granada, 10, 03440 Ibi, Alicante

Ventajas descarbonizacion coche

8 Motivos por los cuales deberías descarbonizar tu automóvil

En el caso de que ya tengas un vehículo diésel con algunos años a sus espaldas, es posible que esté empezando a perder potencia y te preguntes la razón de ello.

En los últimos años se ha puesto muy de moda una fórmula que contribuye a limpiar el interior del motor de tu vehículo, con el objetivo de volver a tener esa potencia que se caracterizaba al vehículo desde el primer momento. Al mismo tiempo, este sistema también permitía minimizar el consumo, además de reducir las emisiones, algo que puede ser definitivo a la hora de pasar la ITV.

En este artículo te lo contamos todo sobre la descarbonización de tu automóvil.

¿Qué es la descarbonización de un motor?

El proceso de descarbonización de un motor es un proceso que persigue acabar con aquellos residuos y depósitos internos que, con el paso de los años y con el recorrido de miles de kilómetros, se van a cumulando en los motores de combustión interno. Estos residuos son todavía más evidentes en el caso de que utilicemos el vehículo en la ciudad, y cuando conducimos a bajas revoluciones.

No importa qué tipo de vehículo tengas, ya que la acumulación de residuos le afectará igual. Sin embargo, en el caso de los “diésel” es más pronunciado el problema, ya que la acumulación de residuos será mucho más elevada. También se emplean sistemas anticontaminación con el objetivo de reducir las emisiones de elementos tóxicos al medio.

La limpieza es fundamental para el motor: conforme se van acumulando depósitos en las cámaras de combustión del mismo, así como en otras partes como pueden ser las válvulas, EGR, o colectores, esto afectará a las prestaciones que identifican al vehículo, así como al consumo. A mayor limpieza del motor, mejor será el funcionamiento del vehículo.

La descarbonización de motores es aquel proceso en el que se quema los residuos contenidos en el motor de un vehículo mediante una técnica de pirólisis, llevada a cabo con temperaturas muy elevadas. Para lograr este efecto, al motor se le añaden compuestos de forma externa.

Existen diferentes compuestos que se le pueden añadir dependiendo del tipo de motor del que hablemos, o de la empresa que se encargue del trabajo. Sin embargo, lo más común es que en los talleres se decanten por la descarbonización mediante hidrógeno. Este gas ayuda a acabar con cualquier resto de carbonilla o elemento que no debería estar ahí.

¿Qué ventajas tiene la descarbonización de tu automóvil?

Ahora que ya conocemos el fundamento en el que se basa la descarbonización, vamos a ver un listado con sus principales ventajas:

1.     Reducción importante del consumo

Aunque el consumo dependerá de la marca y del vehículo con el que contemos, además de estar muy relacionado con nuestra manera de conducir, con la descarbonización de vehículos notaremos que el consumo se reduce de una forma importante.

Por ejemplo, no consumiremos lo mismo si nuestra manera de conducir es lenta y usamos marchas largas, que si lo hacemos de manera agresiva y el coche sufre.

En cualquier caso, existen evidencias que prueban que el proceso de descarbonización del motor podría ayudarnos a reducir el consumo en torno a un 10% en comparación con lo que se consumiría antes de llevar a cabo dicho proceso.

El hecho de tener que hacer menos viajes a la gasolinera contribuirá a mejorar tu poder adquisitivo, además de suponer un ahorro de tiempo de lo más importante.

2.     Minimizamos la posibilidad de averías

¿Sabías que cerca del 75% de las averías que se dan en tu vehículo están relacionadas con una falta de limpieza?

Lo cierto es que los estándares establecidos, así como los límites de velocidad anticontaminación que se determinan a día de hoy, provocan que se eleven los restos de hollín/carbonilla que se concentran en el interior del motor. Estos incrementan el riesgo de que se enciendan los pilotos en el cuadro de instrumentos, o que se produzcan fallos más grandes que requieran de una importante reparación… además de ser muy cara.

Con la descarbonización de motores podremos evitar algunos problemas habituales en los motores, como es el caso de la obstrucción y reemplazar piezas costosas. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la válvula EGR (cuyo coste nos puede salir por unos 250€), en el turbocompresor (la reparación de este elemento puede ser de unos 2000€) o la bomba de inyección (se valora que la reparación de la misma será sobre unos 1000€).

En otras palabras: con este tipo de mantenimiento contribuimos a alargar el tiempo de vida útil del vehículo de manera importante.

3.     Recuperación del par motor

La acumulación de suciedad en el motor también está asociada con una pérdida de compresión, y esto afectará de forma directa al par motor, haciendo que se vea minimizado de una forma importante.

Cuando acabamos con los restos de carbonilla acumulados en diferentes partes del motor, logramos que el par motor alcance los niveles originales, aquellos que nos encontrábamos cuando compramos el vehículo y lo condujimos por primera vez.

Esto se notará en la forma de conducción: te darás cuenta que te hace falta pisar menos el acelerador para que el vehículo consiga el rendimiento deseado.

4.     Mejora la velocidad del vehículo

Gracias a que mejoramos el par motor, también mejoramos nuestra seguridad al volante. Y es que el vehículo se recuperará mejor en el momento en el que nos empezamos a mover a marchas elevadas.

Por ejemplo, si tenemos que llevar a cabo un adelantamiento, descubriremos que el vehículo tiene ahora más arranque, y no hará falta tener que estar reduciendo marchas para lograr completar el movimiento con éxito, minimizando cualquier riesgo.

5.     Nos permite conseguir una conducción más ecológica

Ya te puedes imaginar que conducir de un lado a otro con un vehículo que va arrojando carbonilla no puede ser bueno para el medioambiente. Si todos los coches circularán con el motor con restos de carbonilla (y muchos lo hacen), tendríamos un aire muy contaminado, algo letal para nuestra salud.

Cuando acabamos con la carbonilla en los motores diésel, también nos beneficiaremos de una importante reducción de las emisiones de humo. Esto nos permite conseguir lo que se conoce como una conducción ecológica, y es que así podremos aportar nuestro pequeño granito de área para que futuras generaciones puedan tener un mundo más limpio.

Conforme conseguimos que el vehículo consiga su rendimiento original, el motor del mismo emitirá hasta un 50% de dióxido de carbono.

6.     Forzaremos menos el motor

Con una limpieza regular con un sistema de descarbonización de tu automóvil conseguiremos forzar menos el motor, y no necesitaremos que llegue a altas revoluciones para conseguir la misma potencia.

También notaremos una relación directa con las vibraciones. Si el motor está limpio, el nivel de vibraciones estando el vehículo en ralentí se verán disminuidas de una forma muy visibles.

El sonido del motor será menos intenso.

7.     Funcionamiento mucho más suave

También notaremos que el motor funcionará mucho mejor, y que la manera de entrar las marchas será mucho más suave. Esto se notará bastante más si tenemos un coche que funciona con cambio automático.

Una de las ventajas de la descarbonización de tu automóvil es que evitaremos las averías por un mal manejo del vehículo. Y es que no tendremos que estar forzando las marchas para conseguir así una conducción más eficiente.

8.     Mejora la evacuación de las partículas sólidas

Las partículas sólidas, llamadas carbonilla, son el auténtico cáncer del motor. Conseguir una buena limpieza del motor gracias a la descarbonización de un automóvil puede ayudar a que el humo negro que se echa por el tubo de escape cambie de color, lo que significa que se están lanzando mucho menos contaminantes al medio.

¿Cuáles son los síntomas que me indican que es el momento de hacer una descarbonización del motor del vehículo?

Será el momento de optar por la descarbonización del vehículo en el caso de que esté presente alguno de los siguientes síntomas:

·Si el tubo de escape está emitiendo mucho humo y/o si el color del mismo es muy negro.

·Si estamos intentando que el coche acelere con mayor viveza, pero su respuesta está lejos de ser lo que fue hace tiempo.

·Si nos hemos dado cuenta de que los últimos consumos del vehículo se encuentran por encima de los valores convencionales.

Debemos entender que esta carbonilla o suciedad es como el colesterol del vehículo. Si nuestro coche lo padece, el primer efecto lo notaremos en una reducción notable de la potencia y del par motor, y esto derivará en un incremento notable del consumo de combustible.

En otras palabras, le estaremos pidiendo al motor más de lo que es capaz de ofrecer, y esto podría terminar en una avería.

Subiendo la temperatura del motor no acabaremos con estas partículas, y es que algunas de ellas podrían llegar a sobrevivir hasta 900ºC.

Prueba con la descarbonización de tu automóvil y verás cómo te puedes aprovechar de todas estas ventajas.

José Bustos

Leave a Comment

Your email address will not be published.*