Loading

C/ Granada, 10, 03440 Ibi, Alicante

965 55 42 10

info@garbena.com

A

Pide tu cita 965 55 42 10
C/ Granada, 10, 03440 Ibi, Alicante

Ventajas de llevar un buen mantenimiento del coche

Un error que muchos de nosotros cometemos es llevar tan solo el vehículo al taller en el momento en el que detectamos cualquier avería, o cuando nos apareceralgún testigo en el cuadro de instrumentos.

Tampoco te esperes a hacer un viaje largo para llevarlo al taller y puedan corroborar que todo está en orden. Hacer un mantenimiento preventivo es fundamental, ya que podría ayudarte a evitar problemas de importancia. Vale la pena gastarse algo de dinero en una reparación sencilla, que esperar a que determinadas piezas se rompan y tener que hacer un desembolso mayor.

Aquí te vamos a enseñar las principales ventajas de llevar un buen mantenimiento del coche, pero antes es importante que conozcas los principales tipos de mantenimiento que existen:

¿Qué tipos de mantenimiento para vehículo hay?

Mantenimiento correctivo

Es aquel que ya describíamos. Es el que, por desgracia, el único que la mayoría de nosotros solemos llevar a cabo.

Ocurre cuando nos esperamos a llevarlo al taller justo en el momento en el que se ha producido la avería.

Mantenimiento predictivo

El mantenimiento predictivo es aquel que tiene por objetivo intentar diagnosticar alguna posible avería a corto plazo. Se tienen en cuenta algunos elementos visibles o audibles del vehículo (por ejemplo, un sonido extraño en el motor) y será entonces cuando se lleve el coche al taller, para evitar que la cosa vaya a más.

Aunque es cierto que es muy importante estar atentos a cualquier signo o síntoma extraño que el vehículo pueda llegar a manifestar, la verdad es que no todos los defectos se pueden apreciar a simple vista.

Mantenimiento preventivo

Es el más recomendado, y es que comprende aquella serie de acciones de mantenimiento que vienen estipuladas en el libro del fabricante.

Considera que cada componente tiene asociado un determinado tiempo de vida útil, y que habrá que cumplir con las revisiones periódicas para saber en qué momento hay que hacer algún tipo de reparación o reemplazo.

Por ejemplo, un mantenimiento preventivo podría incluir una revisión de los neumáticos en cualquier momento, aunque en especial cuando estos están sometidos a terrenos extremos o a condiciones climatológicas desfavorables. También incluiría la revisión del líquido de frenos, el estado en el que se encuentran los amortiguadores, la naturaleza de los lubricantes (estos se tendrían que revisar cada 1500km de media), el estado de las baterías (se tienen que revisar cada 2-3 años, etc.).

Si todavía no te ha quedado claro porque es tan importante llevar a cabo un buen mantenimiento del coche, aquí tienes algunas razones que te convencerán de hacerlo.

¿Por qué deberías llevar un buen mantenimiento de tu coche? Ventajas de hacerlo:

1)    Anticipación a fallos (proactividad)

Con un mantenimiento preventivo tendremos los recursos necesarios para anteponernos a cualquier posible fallo que se pueda llevar a cabo. Trazando un buen planning, y cumpliéndolo a rajatabla, podremos localizar todos aquellos problemas antes de que se manifiesten y se agraven, pudiendo llegar a afectar sin tener que enfrentar una tediosa y costosa reparación.

Si utilizas el vehículo en tu día a día (por ejemplo, para ir al trabajo), cuando posible malfuncionamiento en el mismo puede acarrearte consecuencias muy graves. Tu prioridad en este caso debe ser encontrar la manera de minimizar incidencias, y actuar antes de que la situación pueda ir a más.

No solo te ahorrarás mucho dinero en reparaciones, sino también en el tiempo que tardaríamos en solucionar las mismas.

2)    Ahorro en costes

Solemos ver el taller como un gasto, pero deberíamos verlo como una inversión. Es cierto que puede suponer un importante desembolso económico en un momento dado, pero debemos hacer cálculos y pensar cuanto nos estamos ahorrando en reparaciones mucho más importantes.

Pero todavía hay más: una de las ventajas de un mantenimiento automotriz está relacionado con un importante ahorro de gasolina.

Por ejemplo, si el aceite que utiliza tu vehículo no está en buenas condiciones, si el aire que recibe no es de mala calidad, si las bujías están desgastadas, o existen problemas en la suspensión, esto podría llegar a incrementar en torno a un 30% tu consumo de combustible. Haz los cálculos de cuanto gastas de combustible y súmale un 30%… te darás cuenta de que, con un mantenimiento ineficiente, literalmente estás tirando todo ese dinero a la basura.

Cada pieza o componente de tu vehículo tiene asociado un determinado tiempo de vida que vendrá indicado por el fabricante. En el momento en el que se excede dicho tiempo, es crucial hacer el cambio cuanto antes. De no hacerlo, si la pieza falla puede que no solo implique tener que cambiarla, sino que quizá tengamos que cambiar más piezas o hasta un sistema entero, con los costes elevados que todo este proceso puede llegar a suponer.

Adoptar medidas preventivas nos ayudan a identificar aquellas piezas que no funcionan como deberían, además de detectar posibles anomalías en el motor. Si estás fuesen a más, podrían afectar de una forma caótica a tu motor.

3)    Podrás detectar problemas antes de tiempo

¿Llevas algún tiempo escuchando un ruido extraño en el motor? ¿Notas que la potencia del vehículo está lejos de ser la que fue en sus inicios? ¿Las llantas se están desgastando más de lo normal, o de una forma inusual? Si has contestado que “si” a alguna de las preguntas anteriores, son síntomas de que algo no va bien, y de que hemos de actuar cuanto antes.

Con un mantenimiento predictivo podemos actuar contra estos problemas: ante el menor síntoma o anomalía, deberíamos contactar con el taller para que hiciese una revisión del vehículo y actuase en consecuencia. Pero, como ya hemos visto, no todo se puede detectar de manera sencilla: es posible que existan problemas silenciosos en el vehículo, y que esos no se manifiesten hasta que sea ya demasiado tarde.

Por esto es tan importante implantar un planning de mantenimiento preventivo. Ten presente que algunas partes del motor se tienen que sustituir con una frecuencia elevada, cada 5000 km más o menos.

4)    Incrementa el tiempo de vida útil del motor

El motor del coche lo es todo. No solo es la pieza central del vehículo, sino que también está conectado con otros sistemas que permiten que todo vaya bien, como es el caso del sistema eléctrico, o de la suspensión. Si cualquiera pieza del engranaje falla, todo fallará.

Al poner atención sobre todos los elementos que conforman el motor podremos disfrutar más tiempo de nuestro vehículo.

·Con un mantenimiento menor (aquel que se lleva a cabo en tramos de entre 5000 – 10.000km), podrás mantener el motor en perfectas condiciones, y evitar gastar mucho dinero.

·Con mantenimientos mayores (de a partir de los 20.000km), quizá no podamos evitar ciertos problemas, antes de que estos se hagan muy grande.

5)    Podrás conducir de una manera más segura

A la hora de circular en carretera, tu seguridad y la de los tuyos es una prioridad. Y la única manera de poder circular con seguridad es revisar que todo en el coche funcione correctamente.

Por ejemplo, prestaremos atención al estado en el que se encuentran los cinturones de seguridad, las bolsas de aire, los frenos, así como cualquier otro componente.

Tanto como si estamos hablando de un elemento que forma parte de la seguridad activa del coche, como de la seguridad activa, así como cualquier otro, no nos la jugaremos y lo llevaremos al vehículo cuanto antes. Un pequeño desembolso económico a tiempo podría salvar muchas vidas.

6)    Mejora la capacidad de reacción

Gran parte de la responsabilidad de llevar una conducción responsable y eficiente se encuentra en manos del conductor. Este tendrá que conducir estando pendiente de la carretera, sin ningún elemento que pueda afectar a su atención sobre la misma.

Tener una buena capacidad de reacción puede suponer la diferencia entre esquivar un accidente o tenerlo.

Con un buen mantenimiento, mejorará la capacidad de reacción del conductor. Cuando se produzca cualquier tipo de incidente, el coche responderá mejor al mismo. Por ejemplo, si los frenos están en perfecto estado, ante un accidente podrán clavarse literalmente en la espalda, evitando así que podamos tener cualquier tipo de accidente.

Nunca tienes que esperar a que venga el susto para llevar el coche al taller: si te anticipas a ello podrá viajar de manera más segura.

7)    Tu coche se merece lo mejor

Tu vehículo te lleva a cualquier parte, además de ser un lugar en el que pasamos mucho tiempo de nuestra. Aunque no se trata de un ser vivo, también se merece lo mejor. Es crucial que tanto la batería, como las bujías, combustible, aditivos, así como el resto de elementos sean de calidad.

Además de contribuir a mejorar el tiempo de vida útil del vehículo, también mejorará la seguridad y tu experiencia de conducción al volante.

Ahora que ya conoces las ventajas de llevar un buen mantenimiento del coche haz memoria de cuando fue la última vez que lo llevases al taller y plantéate si es buen momento hacerlo ahora.

José Bustos

Leave a Comment

Your email address will not be published.*